MOTOCICLISTA. 

Va en silencio como en sueños,

más despierto que los demas.

Va liviano, va sin techo,

ni puertas a los costados,

ni vidrios que levantar.

Huele, escucha, se ventila,

gira, esquiva, se menea,

atraviesa torrencial.

Mide y frena el horizonte,

se para airoso en el aire,

camina sobre el pedal.

Tiene el motor en la espalda

y el corazón en las piernas,

bombea petróleo venal.

Va en silencio como muerto,

va más vivo que los demas.

JAIRO GIRALDO HERRERA.

RR 💕 TIJUANA, BC. 2 DE JUNIO 2017



Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. SexoenMarte dice:

    Lo que siente un motorista solo dependerá de las sensaciones que propine la máquina. Nunca he sentido eso.

    Le gusta a 1 persona

  2. Un poema, muy, muy bueno, de esos que a mí me encantan. Enhorabuena a su autor. Besos a tu alma.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s